La visión durante el embarazo

por | septiembre 25, 2021

La visión puede sufrir determinados cambios desde el inicio del embarazo hasta el momento de dar a luz. En este post te vamos a dar las claves para saber qué cambios pueden producirse en tus ojos durante este maravilloso proceso.

No pierdas de vista tus ojos durante el embarazo

En líneas generales, durante la gestación, son muchos los cambios que experimenta la mujer. Así, algunos de ellos tienen que ver con los ojos y la visión. En ese sentido, conocerlos hará que no tengas que preocuparte.

Debido a la importante alteración hormonal que acontece en el embarazo, se producen cambios importantes en la salud de tus ojos. En general, la mayoría tan solo son pequeñas incomodidades. Sin embargo, otros pueden requerir un seguimiento por parte de los profesionales de la visión.

Visión durante el embarazo
El embarazo es una etapa maravillosa; sin embargo, durante el proceso de gestación tu vista puede sufrir algunos cambios

Ojo seco. La alteración más frecuente de la visión durante el embarazo

Uno de los cambios que puedes experimentar a lo largo de tu gestación es la sequedad ocular. De hecho, tanto la calidad como la cantidad de lágrima pueden verse afectadas. Esto provocará ciertos síntomas como sensación de quemazón, picor, incluso, un lagrimeo constante.

En este sentido, para aliviar estas incomodidades podemos utilizar gotas (lágrima artificial) y en unos segundos el problema habrá desaparecido. Pero, ¡ojo!, no adquieras ningún tipo de gotas o lágrimas artificiales sin consultar con el óptico-optometrista, puesto que existen algunas que no son compatibles con el embarazo.

Edema palpebral durante el embarazo

La hinchazón de esta zona palpebral, en líneas generales, no es un problema grave. Pero puede suponer una incomodidad, ya que puede interferir en la visión periférica. Por ello, para aliviar esta hinchazón, los especialistas recomiendan aumentar el consumo de agua para disminuir de este modo la retención de líquidos.

Amento de la miopía

En relación con el apartado anterior, la retención de líquidos también puede llegar a afectar a la córnea y al cristalino. Esto es así, especialmente, a partir de la semana 32 de gestación. Por esto, la miopía puede aumentar ligeramente, provocando que la visión esté algo más borrosa en cuanto a los objetos más alejados, provocando miopía.

De esta forma, es conveniente revisar la graduación de las gafas si los cambios son grandes. Obviamente, en caso de que esto ocurra, deberemos evitar tareas como la conducción nocturna. En otras palabras, durante el embarazo, la visión nocturna disminuirá de calidad, provocando problemas de visión.

Por otra parte, según los especialistas de la visión, en la mayor parte de los casos, es reversible a los pocos meses de dar a luz.

Molestias durante el porte de lentes de contacto

Si eras usuaria de lentes de contacto y te has quedado embarazada, es probable que, de repente, no las soportes tan bien como antes. Esto es debido a que la córnea sufre algunos cambios durante la gestación. De hecho, puede que, durante un tiempo, notes cierta incomodidad cuando utilizas lentillas, incluso, aunque lleves años utilizándolas.

Además, esto es independiente de la graduación o del tipo de alteración que tienes (da igual si tienes miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia).

Visión durante el embarazo
Existen ciertos riesgos de padecer alteraciones oculares durante el embarazo. En líneas generales, dependen del cambio hormonal que se produce y de la retención de líquidos que viene acompañada.

En estos casos, lógicamente, puedes alternar su uso con el de las gafas para aliviar dichas molestias. Por fortuna, una vez llegado a término el embarazo estos problemas desaparecerán completamente.

Edema corneal

Por otra parte, el aumento de volumen sanguíneo y los cambios en sus propiedades hacen que se acumule líquido en los tejidos. En este contexto puede surgir el edema ocular, que puede provocar visión borrosa leve.

Aunque, durante el embarazo, este es uno de los problemas de visión más, frecuente, es uno de los que más fácilmente desaparece después de dar a luz.

Hipersensibilidad a la luz, otra de las alteraciones de la visión durante el embarazo

Generalmente, los dolores de cabeza son frecuentes en el embarazo, por el aumento de la presión arterial. A colación de ello, este tipo de molestias puede hacer que, durante el embarazo, notes cierta sensibilidad ante la luz.

Cigüeña
Vigila tu visión durante el embarazo, y, en caso de notar cambios, visita a tu especialista de la visión

Visión borrosa durante el embarazo

El aumento de la tensión arterial durante el embarazo también puede causar visión borrosa. Además, puede aumentar la percepción de unos puntos negros (miodesopsias). Sin embargo, y aunque sea normal, la tensión ocular sí requiere un control.

De hecho, si excede de unos parámetros puede derivar en desprendimiento de retina.

Indudablemente, ante el menor síntoma, acude a tu especialista en salud visual para que realice un control de este problema.

Más precaución si eres diabética

En líneas generales, las mujeres diabéticas pueden llegar a sufrir lo que se conoce como retinopatía diabética. Esta alteración, fácilmente diagnosticable, consiste en una enfermedad de los pequeños vasos de la retina, que es la capa que recubre la parte posterior del ojo y que percibe la luz.

Como alteración grave que es, el avance de la retinopatía diabética, inducido por el embarazo, puede ser una amenaza para la vista.

Por ello, las embarazadas diabéticas deben realizarse controles periódicos. Estadísticamente hablando, hasta un 30 por ciento de mujeres diabéticas desarrollan retinopatía durante el embarazo.

Por ello, hemos de estar alertas ante cualquier síntoma que afecte a la visión y si son continuados acudir al especialista.

En definitiva, la clave para una correcta salud visual durante el embarazo, es adoptar medidas de prevención. Entre otros, evitar la retención de líquidos, y mantener un adecuado control.

¡No todo va a ser malo con la visión durante el embarazo!

Ciertamente, durante el embarazo, la visión ocular puede resentirse.

Pero, ¡no todo iba a ser malo! También existen efectos beneficiosos para tus ojos:

Visión y embarazo
El embarazo también tiene efectos beneficiosos en la visión: Disminuye la presión intraocular y mejoran las enfermedades autoinmunes.
  • Por un lado, tenemos un beneficio el caso del glaucoma. Durante la gestación, la presión intraocular desciende. Por ello, esta enfermedad, que se caracteriza generalmente por el aumento patológico de la presión intraocular, se ve aliviada.
  • Por otro lado, en el caso de enfermedades autoinmunes o derivadas, como la uveítis (inflamación de la lámina intermedia del ojo) suelen mejorar. Así, esto es debido gracias al aumento de los niveles de corticoides de las embarazadas, que actúan como antiinflamatorios naturales.

Como colofón, recomendaremos que las embarazadas cuiden de forma especial su visión, sobre todo cuando existen problemas oculares previos. En Óptica Gasset somos especialistas en el cuidado de tu visión. Si crees que estás embarazada, y quieres que te hagamos una revisión visual, por favor, pídenos cita en el teléfono 914029672 o rellena nuestro formulario de contacto.

Resumen:
La visión durante el embarazo
Nombre del artículo:
La visión durante el embarazo
Descripción:
La visión puede sufrir determinados cambios desde el inicio del embarazo hasta el momento de dar a luz. En este post te vamos a dar las claves para saber qué cambios pueden producirse en tus ojos durante este maravilloso proceso.
Autor:
Publicado por:
Óptica Gasset
Logo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.