Lentes de contacto progresivas: te verás igual pero verás mejor

por | marzo 8, 2020

Unas lentes de contacto progresivas son la solución ideal frente a la presbicia o vista cansada.

Sin duda, si no ves bien al leer o trabajar, y si te niegas a usar unas gafas para ver de cerca, plantéate el uso de lentes de contacto progresivas.

lentes-de-contacto-progresivas
Las lentes de contacto progresivas te permiten una correcta visión a todas las distancias. Así, no importa si tienes graduación de lejos o no.

Lógicamente, antes de ello, y debido a que la presbicia evoluciona según pasan los años, es necesario un examen visual anual. Por ello, el Colegio Nacional de Ópticos Optometristas recomienda acudir al óptico-optometrista para que te haga una revisión y valore si es necesario cambiar la graduación de tus gafas o lentes de contacto.

A continuación te explicamos algunas de las ventajas que ofrecen las lentes de contacto progresivas (bifocales y multifocales).

La presbicia, una alteración de la edad que nos llega a todos

La presbicia, o vista cansada, es un problema muy común en nuestra sociedad, especialmente a partir de los 40-45 años, ya que es un trastorno óptico derivado del envejecimiento de nuestra cristalino.

De hecho, el cristalino es la estructura intraocular que nos permite poder enfocar a distintas distancias. Por ello, cuando disminuye su flexibilidad, este enfoque se ve afectado; en mayor medida cuanto más avanza la edad.

Así, cuando surge, se pierde visión en las distancias cortas. Por ello, existe dificultad en la realización de diversas actividades importantes, como son la lectura, trabajar delante de un ordenador, ver las letras pequeñas de prospectos de medicamentos, componentes de alimentos y fechas de caducidad, etc.

Muchas de las lágrimas artificiales se pueden poner directamente con lentes de contacto
La mayoría de las lágrimas artificiales son compatibles con las lentes de contacto. De hecho, dependerá del tipo de lentes de contacto que use el paciente. Por ello, te recomendemos que consultes a tu contactólogo cuál es la mejor lágrima en función del material de lentillas que utilices. Además, si utilizas lentes de contacto progresivas, y pasas muchas horas delante del ordenador, las lágrimas artificiales serán tus aliadas.

Obviamente, a partir de este momento se necesita una ayuda para conseguir recuperar la capacidad de enfocar en visión próxima.

Además, a muchas personas les cuesta asumir que necesitan usar gafas, porque relacionan el hecho de no ver bien de cerca con el envejecimiento. Por lo tanto, se resisten a pedir ayuda.

Lógicamente, esta falta de aceptación puede agravar el problema, ya que la presbicia se acentúa según van pasando los años. Así, se obligan a los ojos a hacer un sobreesfuerzo, que no sería necesario usando la corrección con las lentes adecuadas.

Elige lo que necesites

Indudablemente, aunque será el óptico-optometrista el que te indique qué tipo de lente de contacto progresiva es la más adecuada para tu caso, te podemos adelantar los aspectos que tendrá en cuenta para esta elección:

  • En primer lugar, valoramos la periodicidad de uso. Así, si son para un uso ocasional o esporádico, las lentillas progresivas más adecuadas son las lentes de contacto diarias. De hecho, cuando termines de usarlas se desechan. Además, resultan muy cómodas porque no necesitan ni líquidos de limpieza ni estuches portalentes para guardarlas. Sin embargo, en el caso de que se vayan a utilizar todos los días, o con mucha frecuencia, son más adecuadas las lentes de contacto mensuales, trimestrales o incluso anuales.
  • Por otra parte, cuando se presentan cualidades fisiológicas como el ojo seco, son más cómodas las lentes de contacto progresivas fabricadas con materiales biocompatibles.
  • Además, en situaciones de poca oxigenación, como ambientes cargados, con polvo, etc. el material más adecuado es la silicona.
  • Por último, si tus córneas son irregulares, los mejores materiales son los son rígidos o los permeables al gas (LC RPG).

Lentes de contacto multifocales: la alternativa adecuada

Las personas que se niegan a usar gafas para contrarrestar la presbicia, ya disponen de la solución perfecta. Lógicamente, estamos hablando de las lentes de contacto progresivas. Así, este tipo de lentillas son una ayuda que hace unos años podían utilizar muy poca gente, pero que hoy en día, gracias al desarrollo tecnológico de los materiales, pueden ser usadas por un alto número de personas.

Además, los materiales que se utilizan para su fabricación garantizan confort y comodidad incluso en situaciones adversas ambientales o con pacientes que presentan ojo seco.

Por otra parte, permiten usarlas durante más horas, por lo que son una opción perfecta para completar una jornada laboral delante de la pantallas del ordenador y otros dispositivos electrónicos.

De manera similar, en lo que también han evolucionado estas lentes de contacto progresivas es en su diseño. Así, a día de hoy se pueden encontrar modelos difractivos, asféricos, concéntricos, diseños asimétricos o incluso la monovisión (utilizando un ojo para visión lejana y otro para visión próxima).

De hecho, la elección de un diseño u otro vendrá dada por las características de tus ojos, tus necesidades visuales, y otros criterios profesionales que valorará el óptico-optometrista.

10 razones Para usar las lentes de contacto progresivas

Además de evitar las gafas, las lentes de contacto progresivas aporta importantes ventajas, que se reflejan en la calidad de vida de las personas que los utilizan:

  1. En primer lugar, permiten ver claramente a todas las distancias, no solo de lejos o de cerca.
  2. En segundo lugar, con ellas no es son necesarias las posiciones de miradas arriba lejos y abajo cerca, que si lo son con las gafas progresivas. De hecho, aportan mayor libertad de posiciones de mirada que se agradecen, por ejemplo, al ver la televisión tumbado o al leer carteles que estén en posiciones altas, por encima de nuestros ojos.
  3. En tercer lugar, la visión de cerca y la visión de lejos es idénticamente clara en todas las posiciones de mirada.
  4. Además, las lentillas progresivas pueden corregir fácilmente problemas de astigmatismo.
  5. Por otra parte, dan la posibilidad de usar lentes de contacto pasados los 45 años.
  6. Lógicamente, permiten realizar cualquier deporte con ellas puestas.
  7. Asimismo, son una ayuda para rendir mejor en el trabajo, porque la visión es clara y cómoda.
  8. Igualmente, te harán sentirte más joven, simplemente por el hecho de no verte con gafas de presbicia “de abuelo” para cerca.
  9. En penúltimo lugar, harás tus tareas de forma más rápida y eficaz por qué no tendrás que pararte a leer con calma el precio de los productos, por ejemplo.
  10. Por último, pero no menos importante, podrás llevar gafas de sol de cualquier modelo, sin necesidad de graduarlas.
Existen lentillas progresivas semirrígidas y permeables al gas
limpieza de las lentes semirrígidas
Las lentillas semirrígidas proporcionan una gran calidad de visión y un porte cómodo. Además, puedes utilizar lentes de contacto progresivas en caso de tener presbicia.

En Óptica Gasset somos especialistas en las lentes de contacto multifocales y bifocales. Por ello, si tienes presbicia, no lo dudes. Pídenos cita en el teléfono +34914029672 o rellena el siguiente formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo para realizarte un completo examen visual. Comprobaremos así, cuáles son las lentillas progresivas que mejor se adaptan a tus ojos y verás lo bien que te ves. Di sí a las lentillas multifocales.

+ info

Resumen:
Lentes de contacto progresivas
Nombre del artículo:
Lentes de contacto progresivas
Descripción:
Las lentes de contacto progresivas te permiten ver bien a cualquier distancia. No importa si tienes miopía, hipermétropía, astigmatismo o nada de lejos.
Autor:
Publicado por:
Óptica Gasset
Logo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *