Rehabilitación visual: tus ojos también pueden ejercitarse

por | mayo 23, 2020

Con rehabilitación visual es posible mejorar ciertas capacidades visuales que no se corrigen con el uso de lentes oftálmicas, lentes de contacto o por medio de cirugía.

La rehabilitación visual es pieza clave en solucionar problemas de estrabismo
La rehabilitación visual o terapia visual sirve para conseguir evitar problemas de estrabismos, ambiopías (ojo vago), etc.

Así, la terapia visual, también denominada rehabilitación visual, resulta muy efectiva en niños. De hecho, es especialmente útil en problemas relacionados con la visión binocular. Lógicamente, el estrabismo puede afectar negativamente en el aprendizaje, la concentración, la lectura y la escritura.

Inicialmente, ante un defecto refractivo, como son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la presbicia, disponemos de lentes oftálmicas y lentillas graduadas acordes a aquellas necesidades que tenemos.

También, podemos recurrir a la cirugía ocular para modificar una alteración en la anatomía de los ojos, actuando sobre los músculos que les rodean (los denominados músculos extraoculares).

De hecho, éstas son soluciones muy eficaces en la gran mayoría de los casos. Sin embargo, ante otros problemas funcionales resulta más adecuado “entrenar” al sistema visual para que por sí solo corrija el problema que tiene.

Obviamente, nos referimos a las alteraciones binoculares y acomodativas que pueden tener nuestros ojos.

Así, las primeras se refieren a la “alineación” o posición de los ojos en diferentes miradas (de lejos, de cerca, movimientos de seguimientos, etc.). Son, por tanto, alteraciones que afectan a los dos ojos a la vez.

En cambio, las segundas se refieren a la capacidad de nuestros ojos (cada uno de ellos por separado) de enfocar a distintas distancias.

Es decir, si existe una alteración en la alineación de mirada o si existe un problema de acomodación, nuestros ojos disminuyen su rendimiento.

Lógicamente, debemos actuar para eliminar esta situación. De hecho, esto se consigue mediante la rehabilitación visual. ¿Sabes para qué sirve la terapia visual?

Entrenamiento completo para tus ojos: Rehabilitación visual

Precisamente, para poder ver correctamente, no solo necesitamos que nuestros ojos, por separado, se encuentren “en buena forma”, sino que también necesitamos que, a nivel cerebral, exista una coordinación entre ambos.

De hecho, se puede decir que los ojos son una extensión física del cerebro. De la misma forma, para ver bien, también necesitamos entender e interpretar la información que nos llega a través de ellos, por lo que necesitamos algo más que una buena agudeza visual.

Es por ello, que, ante ciertos problemas visuales, necesitamos algo más que unas buenas gafas, bien graduadas, o unas lentes de contacto.

Así, aquí es donde entra en escena la terapia visual.

En resumen, la rehabilitación visual consiste en un programa personalizado de actividades, diseñado y supervisado por un óptico-optometrista, que tiene como objeto corregir ciertos problemas o mejorar las habilidades visuales por sí mismo.

Rehabilitación visual mediante parche
Tapar el ojo dominante con un parche es un mecanismo efectivo de rehabilitación visual para evitar los ojos vagos

Es decir, con la realización de determinados ejercicios, la rehabilitación visual consigue mejorar tanto la capacidad de los ojos (sensitiva, motora, etc.) como las áreas del cerebro que controlan la visión.

¿En qué consiste un plan de rehabilitación visual?

Por regla general, la terapia visual se divide en dos partes:

  • En primer lugar, tenemos una parte más mecánica, diseñada con ejercicios que los pacientes pueden realizar en casa a diario. Así, su realización dura unos 10 a 15 minutos al día.
  • Por otra parte, tenemos una segunda actuación, que se basa en el aprendizaje y automatización de las habilidades entrenadas. Lógicamente, ésta es más crítica, y se debe realizar bajo la supervisión de un óptico-optometrista.

Así, conseguimos afianzar en consulta los ejercicios realizados en casa. De hecho, para su desarrollo, el ortoptista (que es como se llama al especialista en rehabilitación visual) puede usar lentes correctoras y terapéuticas, filtros ópticos, prismas, oclusores o parches oculares. De este modo, resulta eficaz luchar contra el ojo vago.

Asimismo, a día de hoy contamos con programas informáticos y dispositivos de entrenamiento de la integración visual, motora y sensitiva.

Por ello, este tipo de programas hacen más atractivo el entrenamiento visual a los más pequeños.

¿Me vendrá bien el entrenamiento visual?

Obviamente, es el óptico-optometrista especialista el que valorará tu caso en particular. Sin embargo, debes consultarnos si presentas alguno de estos problemas:

  • En primer lugar, ojo vago o ambliopía.
  • En segundo lugar estrabismo, sobre todo si se trata de una forma intermitente (no está siempre presente) o si es alternante (si se desvía un ojo distinto cada vez). Así, el caso más frecuente es la insuficiencia de convergencia, que conlleva una incapacidad para mantener los ojos alineados a la hora de leer y realizar tareas de cerca.
  • En tercer lugar, disfunciones en el movimiento ocular (si existen dificultades de colocar los ojos en diferentes posiciones de mirada).
  • Por último si aparecen otras alteraciones de la visión binocular, como pueden ser las forias (problemas leves de alineamiento ocular que pueden ocasionar fatiga ocular al leer).
El estrabismo debe solucionarse con rehabilitación visual
Lógicamente, con una correcta rehabilitación visual se pueden conseguir resultados excelentes en niños con estrabismo

Precisamente, si tienes cualquiera de estos problemas, no dudes en consultarnos rellenando nuestro formulario de contacto, para poder indicarte si eres apto para realizar una terapia de rehabilitación visual.

Grandes resultados de la terapia visual

Lógicamente, al igual que pasa con la mayoría de los tratamientos, los resultados dependen de cada persona. También, influyen el problema que presenten y la constancia de la terapia.

Sin embargo, lo cierto es que algunos pacientes obtienen grandes resultados, entre los que se encuentra leer más rápido y con más mayor grado de compresión.

Así, muchos pacientes notan que son más eficaces en el trabajo.

También, algo que para muchos es fundamental, y es que apenas tienen dolores de cabeza.

En concreto, como indica el Consejo de Colegios de Ópticos Optometristas de España, se han observado mejoras en las siguientes habilidades:

  • Primero, alineación ocular, fundamental para no recibir la información visual distorsionada.
  • En segundo lugar, fijación, que es la capacidad de mantener la visión en un punto sin que cause un gran esfuerzo.
  • Seguidamente, agudeza visual, sobre todo de cerca, necesaria para leer, escribir, entre otras muchas acciones.
  • Además, variación en el enfoque de cerca a lejos y al contrario, que facilita ver bien sin distorsión a cualquier distancia y poder retener cualquier imagen.
  • Por otra parte, coordinación ocular, básica para que ambos ojos trabajen a la par, y puedan transmitir al cerebro la imagen que perciben como una sola.

La rehabilitación visual permite mejorar las capacidades de fusión y agudeza visual del paciente

  • Seguidamente, se puede mejorar la percepción de profundidad, que es clave para la visión en tres dimensiones. De hecho, estos es algo necesario al conducir, practicar deportes y coordinar ojo-mano.
  • En séptimo lugar, mejora la visión periférica o lateral, necesaria para ubicarnos en el espacio tridimensional.
  • Por otra parte, se produce una mejora en la memoria visual, una gran ayuda para recordar lo que hemos visto con anterioridad.
  • Igualmente, se aumenta la percepción y discriminación de detalles, lo que favorece la capacidad de ver pequeños objetos rápidamente y con precisión. Así, cuando esta capacidad no está bien desarrollada, podemos tener problemas para percibir letras con la apariencia similar, por ejemplo.
  • Por último, se ven beneficiados la integración y el funcionamiento conjunto de las habilidades de enfoque, fijación, fusión, visión periférica y simultaneidad ocular. También, se mejora el procesamiento de la lectura, la comprensión, la memorización y la coordinación con el resto de los sentidos.

En Óptica Gasset somos especialistas en el cuidado de tu visión. Por ello, si crees que tienes sintomatología, no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario de contacto. También pueden llamarnos al teléfono + 34914029672 y estaremos encantados de coordinar contigo una cita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *