Tratamiento antirreflejante

por | enero 18, 2020

Un tratamiento antirreflejante es uno de los suplementos que podemos poner a las lentes de nuestras gafas y que permiten un óptimo rendimiento visual en cualquier situación. De hecho, es uno de los tratamientos fundamentales en los cristales de unas gafas, porque nos permite evitar deslumbramientos, al tiempo que reduce la cantidad de luz que llega a los ojos, eliminando, así, los reflejos y previene el cansancio visual. Por ello, es, sin lugar a dudas, muy recomendable que lo llevemos en nuestros lentes oftálmicos.

Tratamiento antirreflejante
El tratamiento antirreflejante nos permite eliminar la sensación de mirar a través de una lente

Indudablemente, cada vez resulta más habitual que, debido a un intenso trabajo en visión de cerca o con ordenadores que los pacientes tienen que realizar, muchas personas acudan a nuestra óptica en busca de soluciones para su cansancio visual.

Así, está al orden del día algunos molestos síntomas, como son el picador de ojos, el escozor o el lagrimeo continuo. En cambio, otras personas se sienten incómodas cuando llevan sus gafas al aire libre o en lugares con mucha iluminación, como pueden ser las oficinas o los centros comerciales, debido a los efectos de los reflejos producidos por la luz al incidir sobre la superficie de los cristales. Sin duda, la solución, en la mayoría de los casos, es utilizar lentes que cuenten, entre otros, con un adecuado tratamiento antirreflejante.

En cualquier caso, si existen problemas cuando se trabaja con el ordenador, leyendo, o realizando tareas emisión próxima, deberemos realizar en primer lugar un examen completo de la visión para comprobar que el sistema visual trabaja de forma eficiente. Además, en estos casos, la prescripción del tratamiento antirreflejante será la mejor opción. Si este es tu caso, pídenos cita rellenando el siguiente formulario de contacto o llamándonos por teléfono al + 34914029672.

Tratamiento antirreflejante: pacientes sin deslumbramientos

Indudablemente, si lo que buscamos es estar a la moda y lograr al mismo tiempo comodidad y nitidez visual, evitando ayuntamientos, debemos siempre hacer hincapié en que nuestras gafas cuenten con un tratamiento contra los molestos reflejos. Así, este filtro facilitará que los cristales sean casi visibles, pues aumentan su transparencia, y dan una sensación de mayor limpieza de las gafas.

Además,  este tratamiento reduce de forma significativa el porcentaje de resplandor de las luces de los vehículos con los que nos cruzamos de frente durante la conducción nocturna.

Por el mismo motivo, el uso de antirreflejantes también es muy eficaz para evitar los reflejos de las pantallas de los ordenadores y aminorar el destello de las iluminaciones potentes, como son las que encontramos en los centros comerciales y en algunos despachos de oficina.

No solo una cuestión de estética

Por otro lado, los filtros contra los reflejos también son la solución al problema estético de los cristales oftálmicos, puesto que las lentes llegan a tener una transparencia cercana al 99 % con este tratamiento. Pero, además de la cuestión estética, evidentemente, la visión y el rendimiento visual también mejoran notablemente, al eliminar con ellos la sensación de mirar a través de un cristal.

Tratamiento antirreflejos
El tratamiento antirreflejante permite eliminar los molestos reflejos residuales, aumenta la agudeza visual, y, por tanto, la nitidez de visión, al tiempo que permite aumentar la estética de las gafas graduadas

Así, la diferencia entre la visión a través de unas lentes con tratamiento antirreflejante o sin él es similar a mirar a través de una ventana, o bien, abrir la ventana y ver directamente el exterior sin tamices especiales.

De hecho, algunos estudios demuestran que las lentes antirreflejantes incrementan la agudeza visual hasta el 10 %, ya que permiten que la vista se concentra únicamente en su función (la de ver) y no en la de evitar los reflejos y resplandores, que son tan incómodos, sobre todo al trabajar.

Este tratamiento antirreflejante hace que la visión sea tan nítida y cómoda que permite que nos olvidemos de que llevamos gafas

Obviamente, el tratamiento antirreflejante es idóneo en cualquier tipo de lente, independientemente de la graduación que se necesite, pero es especialmente recomendable en aquellos pacientes que utilicen lentes reducidas y que tengan graduaciones moderadas y altas, ya sea su prescripción óptica de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo.

Por otra parte, las prestaciones del antirreflejante son útiles tanto en interiores como exteriores.

Tratamiento antirreflejante: Conducción más segura y confortable

Sin duda, la conducción de vehículos es un acto complejo y puede resultar peligroso si no lo hacemos en perfectas condiciones. De hecho, en ella entran en juego múltiples factores, siendo la vista el más importante de todos.

Prevenir accidentes con una óptima visión

En primer lugar, debemos ser conscientes de que para conducir se requiere una visión de calidad más que de cantidad. Así, la calidad viene determinada por un correcto equilibrio entre los distintos aspectos que integran la función visual, como son la agudeza visual, la visión de profundidad y la percepción en tres dimensiones, el campo visual, la adaptación a los cambios luminosos, la visión de los colores y la movilidad ocular.

Por otra parte, en cuanto a la cantidad visual, el factor determinante será el que se consiga con la propia agudeza visual del paciente.

Además, en la conducción nocturna, se producen accidentes más numerosos y más graves que los que se producen durante el día, puesto que de noche se produce una disminución de los contrastes y de los cálculos de las dimensiones y distancias, por lo que es importante realizar las pruebas de reflejos pupilares y de deslumbramiento.

¡Ojo con los deslumbramientos al volante!

En consecuencia, y debido a la complejidad del proceso de la conducción, si usas gafas graduadas, debes llevarlas siempre con tu graduación correcta, porque pequeños fallos de graduación pueden suponer grandes disminuciones de visión, sobre todo en circunstancias de visión más desfavorable, como ocurre de noche o durante procesos de inclemencias ambientales como son la lluvia, la nieve o la niebla.

Tratamiento antirreflejante, imprescindible en la conducción
El tratamiento antirreflejante es imprescindible en la conducción, porque evita los deslumbramientos y reflejos de los faros de los coches, aumentando el contraste, y aumentando la seguridad al volante

Por otra parte, las lentes deben estar siempre limpias y sin arañazos, y deben incorporar, por lo expuesto más arriba, adecuados filtros antirreflejantes, con el fin de evitar deslumbramientos por los destellos de las luces de los faros y los reflejos secundarios, como son los que se producen por farolas y otras luces artificiales como carteles y rótulos luminosos.

Sea consciente de sus limitaciones

Además, para una conducción segura, evite las situaciones que pueden producir descompensación visual o situaciones de mayor peligro. Si es consciente de las limitaciones visuales que tiene, siga estos consejos y adecué sus hábitos de conducción su capacidad visual.

Aún más, según el Colegio Nacional de Ópticos, el año pasado se produjeron en España más de 1900 accidentes de tráfico con víctimas mortales. En muchos de ellos, las deficiencias visuales del conductor fueron determinantes.

Recomendaciones de uso del tratamiento antirreflejante

El tratamiento antirreflejos es beneficioso en cualquier situación, pero es especialmente importante en las siguientes circunstancias:

  • En primer lugar, si pasamos mucho tiempo en la oficina, un tratamiento antirreflejante es ideal, ya que desvía las luces demasiado oblicuas o intensas y permite lograr que veamos mejor los objetos directos. Así, es como no tener la lente delante de nuestros ojos.
  • En segundo lugar, si trabajamos muchas horas con ordenadores, el tratamiento antirreflejante es obligatorio para prevenir en gran medida el denominado síndrome visual informático.
  • Por otra parte, si salimos al exterior en días soleados, o estamos en lugares con iluminación artificial intensa, como pueden ser campos de deporte y canchas deportivas, escenarios, platos de televisión y de teatro, discotecas, etc., el tratamiento contra los molestos reflejos logrará de verdad que nos olvidemos de que estamos llevando gafas.
  • Por último, si conducimos por la noche y llevamos una antirreflejante en nuestras lentes, las luces de los coches que circulan de frente a nosotros no nos molestaran.
Gafas con tratamiento antirreflejante
Sea cual sea el tipo de montura que uses, un tratamiento antirreflejante aumenta tu visión, eliminando los molestos destellos en oficina y delante de pantallas de ordenador

Por lo tanto, las lentes con tratamiento antirreflejante son una buena solución en cualquier situación o actividad.

Si necesitas una revisión de tu vista, no lo dudes. En Óptica Gasset somos especialistas en el cuidado de tu visión y de tu audición. Pídenos cita en el teléfono + 34914029672 o rellena el siguiente formulario de contacto.

Resumen:
Tratamiento antirreflejante
Nombre del artículo:
Tratamiento antirreflejante
Descripción:
El tratamiento antirreflejante nos permite evitar deslumbramientos, al tiempo que reduce la cantidad de luz que llega a los ojos, eliminando, así, los reflejos y previene el cansancio visual frente a pantallas.
Autor:
Publicado por:
Óptica Gasset
Logo:

Un pensamiento en “Tratamiento antirreflejante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *