Revisión visual: pon a punto tus ojos

por | septiembre 15, 2019

No esperamos a que aparezcan los problemas para actuar

La revisión visual anual es una buena forma de confirmar que tus ojos están saludables y que tu visión es óptima.

¿Te gusta leer, pero te cuesta?, ¿no ves bien las cosas que están alejadas, como el número del autobús?, ¿no distingues ciertos objetos cuando vas andando por la calle? Es hora de venir a tu revisión visual anual.

Una revisión de la vista elimina riesgos
En un examen de la vista se detectan problemas de graduación como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia, pero también descartamos que existan problemas más completos que puedan acarrear una pérdida de visión

En muchas ocasiones recibimos la visita de pacientes que nos dicen que llevan tiempo notando que tienen problemas de visión (sea de lejos, como para conducir o para ver la televisión, o de cerca, para ver el móvil, el ordenador, o simplemente para trabajar o hacer tareas cotidianas como leer o coser). Sin embargo, no hay porque esperar a que aparezcan los problemas visuales o la sintomatología para actuar. Una revisión a tiempo es un seguro de salud para tus ojos.

Así, al igual que antes de salir de vacaciones compruebas que has cerrado todas las ventanas y puertas de casa, que no te has dejado la plancha encendida en la habitación, que riegas las plantas para que no se marchiten, y has puesto el coche a punto, debes ser precavido con la salud de tus ojos.

Es conocido que la prevención nos hace eliminar riesgos innecesarios. Así, si todas las medidas de prevención te parecen pocas para velar por tu seguridad y la de los tuyos, una revisión visual no debe quedar fuera de tu agenda. Por ello, si sigues una serie de sencillas pautas en los diferentes aspectos de tu vida para minimizar riesgos, ¿por qué no hacerlo por el cuidado de tus ojos?

Una revisión visual evita que los problemas visuales se puedan agravar

La mayoría de la población espera a notar algún problema en su visión para acudir a su revisión visual. Sin embargo, algunas enfermedades de los ojos se podrían evitar si hiciéramos caso los profesionales y nos sometiéramos a revisiones de forma periódica. De esta forma, pérdidas de visión y otros daños importantes causados por distintas enfermedades en los ojos, como el glaucoma, de degeneración de la retina o DMAE, y otras patologías oculares, se pueden evitar con una visita al profesional de la visión.

Revisión de la vista desde pequeños

Los niños pocas veces se quejan de los problemas de la vista. Así, no son conscientes de si realmente ven mal o perciben lo mismo que todo el mundo, de ahí que en ocasiones se puede complicar el poder detectar algún problema de su visión en etapas iniciales.

Por esta razón, es importante que a los más pequeños también se les realicen exámenes optométricos regulares.

Además, en los primeros años de vida, la revisiones ayudan a descartar ciertos defectos refractivos (miopía, hipermetropía o astigmatismo, en la mayoría de los caso) u otras alteraciones como puede ser el estrabismo o alteraciones de la acomodación y convergencia. Así, nos aseguramos de descartar ciertas anomalías o patologías que a la larga pueden ser irreparables o dejarles alguna secuela en cuanto a su visión, lo cual puede disminuir drásticamente su calidad de vida.

Revisión visual anual, imprescindible a cualquier edad
Una revisión visual anual es imprescindible a cualquier edad, para evitar posibles problemas oculares. Además de descartarse defectos de refracción como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia, nos hacemos una idea de cómo de saludables se encuentran los ojos.

Sin duda, hasta los cinco años el ojo no ha madurado completamente. De hecho, ésta es una etapa clave para detectar y poder solucionar los posibles daños por defectos existentes.

Por ello, las revisiones oculares, siempre importantes, son imprescindibles antes de esta edad crítica, aunque no existan antecedentes o sintomatología, ya que se puede dar el caso de que la alteración en la vista se desarrolle inesperadamente.

Indudablemente, ahora que empieza el colegio, es una buena época para realizarles un examen visual completo y conocer el estado de su visión.

Revisión visual también a los mayores.

No todas las enfermedades relacionadas con la vista aparecen durante los primeros años de vida. Ciertos trastornos surgen a edades más tardías. Por este motivo, las revisiones deben seguir haciéndose periódicamente para poder diagnosticar a tiempo y prevenir problemas oculares, aunque nunca se haya tenido la necesidad del uso de gafas o lentes de contacto.

Así, en el caso de que se usen lentes, hay que asegurarse de que el problema no empeora porque, a pesar de que el ojo es capaz de ver perfectamente con la graduación, puede ocurrir que exista la posibilidad de estar corriendo algún riesgo secundario a alguna alteración visual.

Además, a partir de los 40 años, o antes incluso, si se tienen alteraciones visuales como la hipermetropía, puede aparecer la vista cansada. Si no se ha realizado un examen anteriormente o si hace tiempo que se realizó el último, este momento es ideal para conocer el estado de la visión del paciente. Igualmente, si se padecen enfermedades como la diabetes, el glaucoma, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, o si existen antecedentes familiares, u otros síntomas como visión borrosa o tensión ocular alta, un examen visual anual se hace imprescindible.

Síndrome Visual del Ordenador
El síndrome visual informático es una afección que sobreviene a personas que pasan muchas horas delante de ordenadores, con televisión y otros dispositivos electrónicos

Pruebas a realizar en una revisión visual

Indudablemente, cuando concertamos una cita para una revisión visual con el profesional, lo hacemos con una doble intención: Por un lado, intentamos tratar una alteración o un malestar que nos impide ver correctamente. Por otro lado, buscamos descartar la existencia de alguna otra afección que nosotros no somos capaces de percibir, pero que un profesional de la visión es capaz de detectar por medio de un examen ocular.

Así, la exploración general a la que es sometido todo paciente que acude a nuestra consulta de óptico-optometrista, puede constar, entre otras, de las siguientes pruebas:

  • En primer lugar, la anamnesis, que es el conjunto de preguntas que hacemos para valorar el estado de la visión del paciente. Además, nos centramos en sus necesidades visuales, el motivo de su consulta y los requerimientos visuales que tiene en las actividades que realiza en su día a día.
  • Seguidamente, realizamos una queratometría o topografía corneal. Ambas pruebas nos permiten, como resultado, obtener la curvatura de la superficie ocular. Así, conseguimos una imagen de cómo se encuentra la capa más externa del globo ocular: la córnea. Indudablemente, esta prueba es imprescindible en casos de adaptación de lentes de contacto (lentillas), o en alteraciones superficiales degenerativas, como es el caso del queratocono, entre otras.
Te realizamos un completo examen visual con las más modernas técnicas y la mejor equipación. Pídenos cita.
  • A continuación, se realiza un análisis refractivo. En consecuencia y como resultado, obtenemos la graduación que necesita un paciente y que será la que hay que poner en sus gafas, en caso de que las necesite. Así, se consigue conocer la corrección óptica (dioptrías) necesaria para cada ojo.
  • Posteriormente, se realiza una tonometría, que es la medida de la presión intraocular (PIO) del paciente. Una tensión intraocular elevada es el principal factor de riesgo de una patología denominada glaucoma.
  • Seguidamente, se realiza un examen pupilar. Así, obtenemos la respuesta que tiene el iris (la zona pigmentada, de color del ojo) frente a distintos niveles de iluminación. De esta forma, sabremos cómo actúa el ojo cuando existe un deslumbramiento. Como está directamente relacionado con el sistema nervioso, esta prueba nos permite descartar o sospechar de algunas alteraciones neurológicas (oculares o no).
  • En sexto lugar, se realiza una exploración del segmento anterior del ojo, incluyendo párpados y pestañas, córnea y lágrima, conjuntiva, iris, etc.
lentillas
Las Lentes de contacto son un buen medio de solucionar problemas de refracción de la visión.
Un examen visual completo consta de varias pruebas.
  • Después, se realiza un examen del polo posterior, en el que se evalúa el estado del fondo de ojo (la retina y el humor vítreo fundamentalmente).
  • Posteriormente, realizamos pruebas de estereopsis, que son ejercicios que nos indican el grado de capacidad de ver en relieve las imágenes que nos encontramos en nuestro día a día, pudiendo evaluar el control que tenemos de las distancias.
  • Seguidamente, realizamos test para descartar alteraciones de precepción del color. Así, la prueba más frecuentemente utilizada es el test de Isihara.
  • Por último, si se requiere, se realizan pruebas de campos visuales o campimetría. Éstas son unas pruebas para detectar posibles enfermedades oculares y neurológicas, sobre todo en estadíos iniciales.

Así, con todo el grupo de pruebas anteriores, conseguimos que el examen visual, efectuado de forma periódica, se convierta en un mecanismo para detectar ciertas enfermedades oculares de forma precoz.

En Óptica Gasset somos especialistas en el cuidado de tu visión. Si llevas tiempo sin chequear tu vista, pídenos cita. Llámanos al +34914029672 o rellena el siguiente formulario de contacto y estaremos encantados de realizarte una revisión visual completa. No esperes a que sea tarde. Pídenos cita hoy.

Pídenos cita
Si crees que no ves bien, o si necesitas una revisión, pídenos cita en este link
Resumen:
Revisión visual: Pon a punto tus ojos.
Nombre del artículo:
Revisión visual: Pon a punto tus ojos.
Descripción:
Una revisión visual anual es imprescindible a cualquier edad, para evitar posibles problemas oculares. Además de descartarse defectos de refracción como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia, nos hacemos una idea de cómo de saludables se encuentran los ojos.
Autor:
Publicado por:
Óptica Gasset
Logo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *